Mes: agosto 2018

Receta de buñuelos de batata (Receta rápida)

Receta de buñuelos de batata (Receta rápida)

Receta de buñuelos de batata (Receta rápida) Ingredientes: 1 batata grande de aproximadamente 250 Grs 1/2 Litro de agua con 1 Cda. de sal para hervir 1/2 Cdta. de sal 1 huevo 1 taza de queso blanco  rallado (tipo palmita o palmizulia) 1 Cda. de […]

5 tips que debes saber al asistir a una cata de ron

5 tips que debes saber al asistir a una cata de ron

Una cata de ron dirigida a aficionados no requiere que usted sea un erudito de los destilados, sin embargo no siempre la invitación es aceptada por desconocimiento. En Saberycomer compartimos 5 tips que debes saber para asistir a una cata de ron. 1. Aprender Una […]

El ají es así, como #PastadeAjíCotoperí

El ají es así, como #PastadeAjíCotoperí

Ají es Cotoperí
Ají es Cotoperí

El ají es así, en pasta.

El ají es así, como #PastadeAjíCotoperí y como “Yadira Josefina Rodríguez de Sifontes y Freddy Enrique Sifontes Díaz, fecha de matrimonio por iglesia 31 de Julio

de 1982”. Esta fue su respuesta textual al pedirles sus nombres para esta nota cargada de picante cariñoso. A este matrimonio el emprendimiento los tomó por sorpresa y en su segundo debut. No es cortés preguntar la edad, pero Yadira endulza la voz para decir que recién celebraron sus treinta y seis años de feliz vida matrimonial más siete años de amores. Saquen cuentas.

 

El Cotoperí no pica, el ají si. (A veces)

 

Y la primera pregunta que me hice fue: ¿Y por qué Cotoperí? Dice Freddy que ambos oriundos de Río caribe buscaron un nombre a su pastas de ají que les hiciera reminiscencias a su pueblo. El árbol de cotoperí es su recuerdo y ademas rima. Y como lo que se hereda no se hurta adhoc una fulía oriental se viene como un bocado.

El cotoperí no pica,

No pica el cotoperí

ay dice Freddy que no pica corazón,

pero rima con ají.

Tocoperí no se dice Yadira,

se dice cotoperí

ay lara lara lara lara lara lai,

igual rima con ají.

 

 

 

El ají es así. Amarillo.

Al menos que vaya a un huerto hidropónico experimental no le venderán un kilo de Capsicum baccatum. Pero tan fácil que se deja ver largo y anaranjado, además de hacer hincapié que el formato ideal es el frasco de pasta de ají amarillo. Freddy cuenta que alguna reunión familiar impulsó la idea de reproducir la fórmula de pasta de ají amarillo para la venta. Como símbolo patrio del emprendedor, el hogar fue su primer laboratorio y eso no restó que tuvieran la disciplina y la pulcritud del caso: Freddy es jubilado del Instituto Nacional de Higiene y Yadira hizo bien su labor por 41 años en el Ministerio de Salud. Es a partir de esta pasta de ají que el dulzor afrutado baña emblemáticos platos peruanos como origen primigenio. En Venezuela es novedad. Aún se le mira como musiú y es materia de explicacion en los menú de los restaurantes nóbeles. Si quiere distinguirse en algún vernissage “de traje” son buenos unos tequeños y pueden ser comentados incluso, si se armonizan con pasta de ají cotoperí amarillo. 

El ají es así. Dulce.

ají dulce
ají dulce

 

 

Porque no todo lo que brilla es oro, ni todos los ajíes pican. Freddy y Yadira  tuvieron la capacidad de crear un picante for dummies mitigando el precepto de que no todo el que se pica es porque ajuro come ají. Esta pasta de ají es dulce con todo el gusto criollo envasado pero sin picante. Es el enlace de la despensa al caldero. Una conexión directa ¿cómoda? e instantánea a la memoria gustativa venezolana. “No te enfrasques en que el ají pica”, comenta un millennial que compra un frasquito de los sabores de su Venezuela estando fuera de élla.

El ají dulce es una variedad nativa del Capsicum chinense, el C. annuum y C. ftutescens. De ese nombre “tan” científico y con un repente de concupiscencia se despliega el aroma a guiso por toda Venezuela.  La pasta de ají esta lista para comer, para aliñar y para hacer creer a los invitados que usted seleccionó, despepitó  y probó cantidades de vegetalitos hasta llegar a ese secreto de familia.

 

 

El ají es así. Rocoto.

Pica y se extiende
Pica y se extiende

 

 

El rocoto, Capsicum pubescens parece más familia de la manzana criolla que del ají ¡Ay! del que lo muerda. Si el realismo mágico lo hubiera permitido tanto Eva como la bruja de blancanieves hubieran hecho lo propio con un ají rocoto. Así también Steve Job en una versión absolut altiplano, pero el problema de semántica entre Mac y Roc nos hubiera ocupado tiempo innecesario.

En #SaberyComer damos fe que la pasta de Ají Cotoperí de rocoto si pica.

¿Pasta aquí llegó el ají?

No. Freddy y Yadira piensan en sus proyectos que comenzaron hace dos años en familia, salieron a la venta por la puerta grande de Galanga el local de Elvira Fernández en el mercado de Chacao.  Ella probó las pastas de ají, le gustaron y desde ahí y son probadas por el mundo a través del lleva y trae de la diáspora. Hay muchos ají por probar y el aporte ideal a la gastronomía sería lograr pastas de ají por categoría. Que las catas de ají sean la novedad y que las notas arrojen características alusivas al ají jobito o al sartenejas. ¿pasta aquí llegó el ají? la respuesta es no. El ají pica y se extiende. 

Pasta de ají Cotoperí está en las redes:

@pastadeajícotoperí en instagram

pastadeajicotoperi en Facebook