Etiqueta: Chokkolá

Chokkolá comparte con #SaberyComer sus secretos como emprendedores gastronómicos de éxito.

Chokkolá comparte con #SaberyComer sus secretos como emprendedores gastronómicos de éxito.

Chokkolá tiene secretos tras bastidores que a todo emprendedor le gustaría saber. @SaberyComer quiere compartirlo con sus seguidores. -Aló, hola mamá, voy a vender tortas.- -¿Qué qué?- -Bueno hijo, tu sabes que yo te quiero y te apoyo en todo, pero no descuides los estudios.- […]

Los cinco sentidos de la gastronomía 2.0

Los cinco sentidos de la gastronomía 2.0

Los postres y en general la buena gastronomía 2.0 se disfruta a través de los cinco sentidos: Vista: Eso de la gula es por Instagram y lo disfruto como un “desliz” saludable primeramente para los ojos. Un derroche de imágenes dulces y saladas bañan en […]

Torta de chocolate en primera persona

Torta de chocolate en primera persona

Torta de Chocolate by Chokkolá

Torta chokkolá

La primera vez que probé una torta de chocolate Chokkolá fue en una visita rápida a los vecinos. Llegué justo cuando la señora, cual canción de La manzana, se paseaba de la mesa al comedor contorneando unas curiosas cajitas sobre una bandeja. No hace falta trabajar en UPS para reconocer un empaque de tortas, en especial si son transparentes, contienen chocolate y uno se los tropieza sin haber sido invitado.

Con posgrado en hacerme el loco avancé atisbado por el pasillo y sin vuelta atrás, estaba adentro. Me sentí con el derecho que me da ser miembro de la junta de condominio para “autoinvitarme” al festín. Logre oír un resignado Si quieres pasa, y pruebas un pedacito…digo, yo en mi casa no lo hubiese permitido.

Es mejor llegar a tiempo que ser invitado.

Los triángulos de plástico adornaban el centro de la mesa, eran transparentes y sellados con una suerte de precinto. Mi dulce vecina tardó 5 segundos en abrirlos  y otros 10 en repartir las dulces porciones, se me hizo eterno. Noté que no había cucharita en mi puesto, y como no es de buen gusto prescindí de mi llavero navaja. Así que mientras esperaba, uno de mis dedos se deslizó autónomo sobre un poco de crema de chocolate sobre la tapa. La torta Chokkolá está para chuparse los dedos y eso fue lo que hice.

Torta individual
Torta individual

Mi torta estuvo esponjosa y húmeda con cubierta y relleno de chocolate a su máxima expresión. Chokkolá tiene dos presentaciones:  la porción individual, una versión para degustar escondido, en modo privé a fin de dar rienda suelta a la codicia. Recomiendo comprar dos.

Ahora si su propósito es tener más seguidores que Facebook, venden la torta mediana de doce unidades o la grande para veinte amigos del alma.

Las tortas Chokkolá se reparten a domicilio y se piden con dos días de anticipo. Es mejor cuando es sorpresa porque es un obsequio incomparable que enamora y hasta perdona. los pedidos por la tienda de saberycomer.com y por Michokkolavenezuela@gmail.com