Etiqueta: Vegetales

Arroz con paticas de cochino, una receta del menú diario

Arroz con paticas de cochino, una receta del menú diario

Arroz con paticas de cochino es un plato que forma parte del menú diario que @SaberyComer, propone para servir en la mesa o llevar al trabajo en la vianda.  Arroz con paticas de cochino Ingredientes: 1/2 cebolla 1 zanahoria pequeña rallada 2 tazas de arroz 4 […]

Valentina Inglessis y Gout de France Mérida 2017

Valentina Inglessis y Gout de France Mérida 2017

El Gout de France 2017  logró homologar la verdadera alianza entre la tradición y los productos locales en cada país participante. El evento en Venezuela, también hizo cumbre en Mérida, con la opción culinaria de Valentina Inglessis. Es la bióloga que cocina inspirada en el paisaje cordillerano […]

Vegetales asados con sal marina

Vegetales asados con sal marina

 

Si usted acaba de leer Madame Bovary no prepare esta receta.

Vegetales asados con sal marina o de amor no se muere nadie pero como se agoniza.

Ingredientes.

  • 1 Pedazo de auyama o calabaza (1/2 Kilo)
  • 1 Chayota.
  • 1 Berenjena
  • 1 Zanahoria
  • 1 Pimentón o Pimiento Rojo
  • 1 Cebolla mediana
  • 1 Jojoto o maíz tierno cocido.
  • 8 Dientes de ajo pelados
  • 1 Tomate
  • 1 Cucharadita de Orégano seco.
  • 1 Cucharada de Sal Marina.
  • ¼ De taza de aceite de oliva
  • ¼ De taza de maní

Preparación:

Nada más apropiado para después de llorar de amor que parecer inapetente, aunque en realidad el hambre apremia hay que guardar las apariencias. Para esta receta no es necesario querer cocinar ya que es rápida y práctica.

Precalentar el horno a 250 Cº. Pasar la sal marina junto con el maní por el mortero y apartar. Cortar los vegetales en cascos o gajos. Excepto los ajos que se cortan a la mitad. Colocarlos sobre una bandeja plana (de pizza), rociarlos con aceite y terminar con una lluvia de sal marina y orégano seco. Hornear por 10 minutos o hasta que se doren. Se pueden comer tibios o fríos. Y aunque comer alivia la tristeza se puede estar aún triste ya que cuando seca el líquido de las lágrimas se puede guardar la sal para repetir la preparación así no se tengan motivos para el desconsuelo. (…)

Nacha barrió el residuo de las lágrimas que había quedado sobre la loseta roja que cubría el piso: Con esta sal rellenó un costal de cinco kilos que utilizaron para cocinar bastante tiempoCita de la novela de Laura Esquivel Como Agua Para Chocolate.

Los Almuerzos de la Semana

Los Almuerzos de la Semana

Cocinar los almuerzos para el trabajo es un ejercicio de contralor gastronómico sobre todo a principios de semana. La nevera y la despensa revelan pequeños cotillones ad hoc de lo que fue algún festín de los días de guardar, unos cuantos tupper que, como cápsulas de […]