Compartir en tus redes sociales

Tarta Pascualina masa con orégano

La receta de la tarta pascualina bien vale su proceso. Es una receta mediterránea y además tradicional de Uruguay, Chile y Argentina. Tengo una tía uruguaya y me inspiré en su alegría para preparar esta tarta de domingo.

Tarta Pascualina

Etiquetas del curso Almuerzos
Etiquetas de cocina Argentina, Chile, Mediterranean, Uruguay,, Venezolana
Etiquetas clave Pascualina, Tarta

Ingredientes

Para la masa

  • 500 grs Harina de trigo (2 1/2 tazas)
  • 200 ml Agua
  • 1/2 taza Aceite de oliva o de maíz
  • 5 grs Orégano
  • 6 grs Sal (1 cdta. rasa)
  • 6 grs Pimienta negra (1 cdta. rasa)
  • 3/4 Taza Queso parmesano o pecorino rallado
  • 1 unidad Huevo para pintar (a lo largo de la receta te comparto un truquito)
  • 1/3 Taza aceite de oliva o de maíz para pintar entre capas

Para el relleno

  • 400 grs Acelgas tiernas (2 paquetes) yo usé las de @compuestosdecampo
  • 1/2 Limón (El jugo)
  • 1/2 taza aceite de maiz
  • 1 taza pan rallado
  • 1 cdta Sal
  • 1 cdta Pimienta negra
  • 1/2 cdta Nuez moscada
  • 1 Cebolla grande picada en brunoise (cuadritos muy pequeñitos)
  • 2 dientes Ajo machacados
  • 1 taza Queso parmesano o pecorino rallado
  • 3 Huevos enteros y crudos
  • 4-6 Huevos para rellenar la tarta pascualina
  • 1 taza Crema de leche

Instrucciones

Preparación de la masa:

  1. Si tienes batidora, le instalas el gancho de amasar y «amasas por instrumento» yo uso una KitchenAid ( #Batibati10 ). 

    Pones todos los ingredientes en el envase y bates a velocidad media por 8 minutos. 

  2. Si vas a trabajar la masa a mano, debes hacer una montaña con la harina e ir integrando todos los ingredientes en el centro. Amasa por 15 minutos aproximadamente o hasta que se forme una bola suave que se despegue de las manos.

  3. Divide la bola de masa en cuatro porciones iguales y resérvalas.

Preparación del relleno:

  1. Precalienta el horno a 200 grados C. Necesitas un caldero mediano o grande. De la 1/2 taza de aceite, reserva tres cucharadas para sofreir la cebolla y los ajos a fuego medio por cinco minutos. apaga el fuego y deja el sofrito en el caldero

  2. Pon a hervir agua en una olla grande. Agrégale el jugo de limón al agua. Lava las acelgas, pícalas por la mitad y mételas en el agua hirviendo por 3 minutos. Refresca las acelgas en un colador.

  3. Pica las hojas y los tallos de las acelgas en trozos pequeños e incorpóralos al sofrito de cebollas y ajos hasta que las acelgas pierdan un poco de líquido (unos diez minutos a fuego medio y revolviendo de vez en cuando). Agrega la sal, la pimienta y la nuez moscada.

  4. Vierte la mezcla anterior en un envase y añade el aceite de maiz, el pan rallado, solo media taza del queso parmesano o pecorino rallado, los 3 huevos **truquito:  aparta la clara de uno de los huevitos para pintar la superficie de la pascualina** y la taza de crema de leche. Revuelve y mezcla todo el relleno

  5. Es importante que pruebes si el relleno está bien de sal. La receta de la tarta pascualina tiene ingredientes de sabores suaves. A mi me gusta que el relleno crudo esté un poquito más salado ya los sabores se equilibran una vez horneado.

Armado de la tarta pascualina:

  1. Enharina una superficie lisa: puede ser un mesón. Con el rodillo (con una botella de vino sirve perfecto) vas a amasar cada una de las porciones por separado hasta que la masa te quede finita como una sábana (deja el drama que esta masa es suavecita, ademas, son cuatro laminitas. En la antiguedad la tarta pascualina llevaba 33 láminas de masa, en memoria a la edad de Cristo)

    Dos porciones son para la base y dos para la tapa. Usa un molde rectandular o circular, preferiblemente alto; recuerda que yo usé uno de aproximadamente 30cms de diámetro x 7 cms. de alto.

  2. Engrasa y enharina el molde o extiende sobre su base y paredes una lámina de papel encerado. tiende la primera lámina; sobre ella pinta con aceite y espolvorea un poco de queso parmesano y deja un poquito para el final. Tiende la segunda lámina y repite con el aceite y el queso.

  3. Sobre las masas vierte todo el relleno uniformemente.

  4. Con tus dedos o con ayuda de una cucharilla abre de 4 a 6 huecos en el relleno. Esto es para verter un huevo crudo dentro de cada uno de ellos. (dependiendo de cuántos comenzales participen, deberías considerar un huevo para cada porción)

  5. Con mucho cuidado vierte el huevo crudo dentro de cada huequito. Un  consejillo: yo primero pongo la yema y dependiendo del tamaño, dejo caer más o menos cantidad de clara.

Casi terminamos:

  1. Ya casi tienes la tarta pascualina lista. Si no lo has hecho, extiende las dos porciones de masa restantes y déjalas caer sobre la cubierta del molde sin estirar! La masa de la cubierta debe quedar algo arrugada.

  2. Pinta con clara de huevo las tapas de la cubierta y sobre ellas deja caer en forma de lluvia el resto del queso parmesano.

  3. Mete al horno por 50 minutos o hasta que esté muy dorado y el perfume mediterráneo no te deje pensar en otra cosa que no sea en  lo rica que te ha quedado la receta de la tarta pascualina.

Notas

Recuerda que en #SaberyComer para medir siempre uso como formato una taza tipo mug, de las grandes para café con leche.

Esta tarta pascualina está inspirada en Leti, la tía que supo enseñar a sonreír.


Compartir en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Calificación